Gases tóxicos como el sarín y el VX pueden quitarle la vida a una persona de forma rápida y dolorosa. Pero estas sustancias pueden ser destruidas fácilmente usando otra tan común como inofensiva: el agua.

¿Qué pasará con las armas químicas en Siria? Hasta mediados del año 2014 éstas deberán ser destruidas y el Gobierno de Estados Unidos ha ofrecido su ayuda: según informaciones de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW, sus siglas en inglés), los gases tóxicos serán destruidos a bordo de un barco estadounidense en alta mar.

Un método simple para eliminar los gases tóxicos es quemarlos. Pese a que siempre se habla de gases, en realidad, sustancias como el sarín y el VX son líquidos inflamables. El calor divide las moléculas tóxicas en componentes más pequeños y menos ofensivos.

Sin embargo, existe un método menos espectacular, pero más sofisticado para destruir las sustancias mortales. Los niveles de toxicidad de estos gases se pueden elimnar mediante un proceso químico llamado hidrólisis, en el que el agua destruye los elementos químicos tóxicos.

Los gases tienen un punto débil

Como muestra, un botón: los gases sarín y VX tienen un punto de rotura controlada, es decir, un punto en su estructura molecular en el que se producen fácilmente reacciones químicas. De hecho, estos gases son peligrosos precisamente debido a estos puntos de rotura controlada: cuando una persona se expone a estos gases, en su cuerpo pueden producirse reacciones con consecuencias fatales.

El agua puede atacar estos puntos débiles y ligar la molécula, desplazando los átomos. La nueva molécula no se diferencia mucho del gas tóxico, pero su efecto es completamente diferente. El producto pierde su extrema toxicidad.

El agua corriente puede destruir los gases tóxicos, no obstante, necesita mucho tiempo para conseguirlo. Después de tres días, por ejemplo, solo se habría descompuesto la mitad del sarín. Los gases se desintoxican mucho más rápido si el agua utilizada para ese fin tiene un pH por encima de nueve.

Inspectores de la ONU buscan armás químicas en Siria.

Inspectores de la ONU buscan armás químicas en Siria.

Los estadounidenses están bien preparados

El Ejército estadounidense ha creado un sistema de hidrólisis para desintoxicar los gases mortales que se encontraron en Siria. Según informaciones del Ejército, este sistema neutraliza un 99,9 por ciento de los gases suministrados. Dependiendo del tipo de gas tóxico, el equipo puede desintoxicar entre 5 y 25 toneladas de líquido al día.

Para evitar que los gases tóxicos escapen, el sistema de hidrólisis está protegido por una carpa hermética. El Ejército indica que el equipo puede ser instalado en cualquier lugar dentro de diez días. Por ejemplo, a bordo del barco de la Marina estadounidense USS Cape Ray, destinado para la misión. Un equipo integrado por quince personas será necesario para que el sistema de hidrólisis pueda trabajar noche y día.

Autora: Brigitte Osterath (VC)

Editor: Evan Romero

DW.DE

Posted hace 4 meses with 1 nota
View Notes
  1. jotaefe ha publicado esto